¡Questo é Boca!

0

Había empezado muy bien la historia. El italiano Daniele de Rossi debutaba en el Estadio Único de La Plata con la camiseta de Boca Juniors y lo hacía por una competencia oficial pero a la que los clubes grandes no jerarquizan en el arranque, porque juegan con equipos de menor valía. La Copa Argentina era el escenario para el romano y para todo el conjunto xenieze con un invitado menor -también- para la ocasión, como Almagro.
De Rossi hizo lo suyo, conteniendo a los rivales y hasta marcando el gol con el que Boca se ponía en ventaja en el partido. Todo parecía que iba a ser el debut ideal para el italiano y para su nueva franquicia argentina. Pero no lo fue, porque Alfaro decidió sacarlo de la cancha en el segundo tiempo.
A partir de entonces, las cosas empezaron a cambiar. Almagro ya insinuaba estar bastante más adelantado en el terreno y ser más ofensivo con la pelota. La meta era el arco rival y probaba cada vez que podía. Hasta que en un momento se dio lo que se veía venir: el empate.
Desde allí, solo la definición por penales iba a resolver lo que sucedería con el cuadro de la Copa América. Y en esta ocasión, los doce pasos le fueron esquivos a los boquenses, que se fueron de La Plata derrotados por el humilde Almagro, que se dio el lujo no sólo de quitar a un grande de la Copa, sino de ser el equipo que en el debút del italiano De Rossi hizo acallar a los simpatizantes xeneizes. Y sí. ¡Questo é Boca!