Goransky, la denuncia penal por Playa Grande, y la “bomba” que detonó

0

Esta mañana, el estudio jurídico de los abogados Sivo-Reutemann notificó al vicepresidente a cargo de la presidencia del Ente Municipal de Turismo, Jorge Zanier, del inicio de la denuncia penal que las firmas Cubro S.A. y Playas del Sol S.A. llevan adelante en controvertido contra la Municipalidad de General Pueyrredon.

Los hechos se remontan al pasado 10 de abril, cuando el intendente Carlos Arroyo favoreció a la empresa Playa Azul S.A. con la firma de un acta acuerdo que se impone sobre los pliegos de bases y condiciones de las unidades turísticas fiscales de Playa Grande.

En la nota que esta mañana estalló en los despachos del EMTur y fundamentalmente en el escritorio de Zanier, el presidente de ambas empresas, Sergio Goransky, califica de “ilegal” el acto administrativo de Arroyo a favor de Playa Azul S.A. Todo esto derivó en la denuncia penal que Goransky iniciara por entender que existen “delitos en curso de ejecución”.

El beneficio al que se refiere Goransky en un escrito que sacudió las oficinas de Belgrano y San Luis es claro: Arroyo le permite a Playa Azul la habilitación de un boliche bailable en las cocheras, que son concesionadas por la empresa. Para eso, tiene que hacer una modificación al pliego licitatorio. El punto es que si se modifica el pliego, éste debería ser reenviado al Concejo Deliberante para su tratamiento. Y, además, debería volverse a llamar a licitación para que todos los posibles interesados en operar un bailable allí puedan hacer su oferta. De otra manera, por más acta acuerdo que hubiere, la Ley Orgánica de las Municipalidades y la Ley de Contabilidad podrían decirle al intendente que su acto administrativo es ilegítimo e ilegal.

La situación es grave para el municipio y, por supuesto, para los funcionarios que resultaren salpicados. Sobre la situación de ellos y de los privados involucrados deberá ser la Justicia la que determine responsabilidades y eventuales daños contra el Estado y contra los vecinos de la ciudad. Por eso, la nota que hoy recibió Zanier le advierte que “estando dentro de sus facultades contribuir al cese de los efectos de ese espurio acuerdo, evitando la causación de consecuencias irreversibles para el Municipio; lo doy por notificado fehacientemente para que procesa como mejor entienda y corresponda”. Ergo, lo que Goransky le dice al vicepresidente del EMTur es que él tiene las facultades para frenar el avance contra los pliegos de Playa Grande, y que si no lo hace deberá asumir las responsabilidades de los hechos.

Por otro lado, en el escrito se denuncia, también, que “existieron reuniones cotidianas entre los representantes de Playa Azul y funcionarios del ejecutivo local (en la Secretaría Privada del Municipio)” y se queja de que “no se decretó la caducidad que correspondía”.

El pasado domingo, EL GUARDIÁN MDP publicó un artículo titulado “Mar del Plata, la Cuba pre castrista, y un diseño que atrasa” donde en un análisis de las circunstancias que rodearon la expulsión de la contadora Gabriela Magnoler del EMTur -ésta ejercía la Presidencia y fue cesanteada por Arroyo la semana pasada- se describían algunas de las cuestiones que involucraban a Playa Grande en la decisión final del intendente para determinar el destino de Magnoler.

Hoy, el escrito de Goransky -ya con el patrocinio del abogado César Sivo y el estudio jurídico Sivo-Reutemann- también fue entregado Alejandro Vicente, Secretario de Gobierno; Guillermo de Paz, Secretario de Obras y Planeamiento Urbano; Hernán Mourelle, Secretario de Economía y Hacienda; Gustavo Gil de Muro, Subsecretario de Legal y Técnica de la Secretaría de Gobierno; Mónica Rabano, Directora de Unidades Turísticas Fiscales; Guillermo Sáenz Saralegui, Presidente del Concejo Deliberante; y Ricardo Gutiérrez, Director de Asuntos Estratégicos de la Secretaría Privada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here