Titanes en el court

0

La historia sigue escribiéndose. Roger Federer y Rafael Nadal volverán a enfrentarse. Será el partido número 40 entre ambos, duelo en el cual el español se muestra al frente de la rivalidad con 24 victorias sobre 15 del suizo. Pero esta vez el césped de Wimbledon será la superficie. Allí, domina mejor el terreno Roger. Aunque Rafa no es un inexperto en la materia.
Para encontrar un partido entre ambos en el All England de Londres hay que viajar en el tiempo hasta el año 2008. En ese entonces, Nadal se impuso a Federer por 6-4, 6-4, 6-7, 6-7 y 9-7 y logró adueñarse por primera vez del trofeo en Wimbledon, en la tercera final consecutiva que disputaban. En 2006 y 2007, el campeón de All England fue el suizo. Para muchos, este antecedente es especial. Está señalado como el mejor partido de la historia del tenis.
El viernes, en horario a definir, volverán a enfrentarse en la verde superficie que huele a gramilla húmeda y por la que los argentinos siempre dimos todo con tal de tener un campeón, pero se ha negado. Porque hoy, incluso, la esperanza nacional se diluyó con la derrota del bahiense Guido Pella, que perdió frente al español Roberto Bautista Agut.
Así, la otra semifinal la animará el verdugo de Pella frente al número uno del mundo, el serbio Novak Djoikovic. Entre estos cuatro jugadores está el que resultará campeón del certamen más glamoroso y vibrante del tenis internacional.