Jaguares, un ciclo brillante y la evolución a Pumas

0

Más allá de no haber alcanzado el título de campeones del Super Rugby, tras caer en la final ante Crusaders por 19 a 3, los Jaguares demostraron una evolución muy importante en su juego.
Se pueden decir muchas cosas del partido de hoy, que por momentos los de Nueva Zelanda sintieron la presión de los argentinos, que se estuvo muy cerca del try en un momento clave y eso pudo cambiar el eje del match, que un pique antes en una patada de Mingo Miotti quizás hubiera abierto una oportunidad para la conquista, que en el segundo tiempo los Crusaders tuvieron que defender mucho más de lo esperado para llegar al triunfo. Y muchas cosas más.
Lo real es que la temporada de Jaguares, con este subcampeonato, ha sido destacadísima por donde se la mire. Yendo de menor a mayor hasta encontrar las fortalezas del conjunto, que estuvieron dadas en la rotación del esquema, dar descanso a los jugadores, promover otros que tal vez no eran muy visibles pero que dieron todo.
Ahora se cierra una página de lujo del rugby argentino que lo coloca a Gonzalo Quesada en el hombre que llevó a este conjunto a la final del torneo más importante del hemisferio sur. Y no es poco. Pero también se abre una ventana donde muchos de los Jaguares se convertirán en Pumas para preparar el campeonato Mundial de Japón.
Está la base para aprovechar la plataforma de lanzamiento. Y no se va a dejar pasar esta ocasión para volver a marcar otro punto alto en la evolución del rugby nacional.