Don Rafa, ¿me daría una docena de Roland Garros?

0

El tenista español Rafael Nadal ganó hoy su duodécimo título en el abierto parisino. La víctima, esta vez, fue el austríaco Dominic Thiem. Sigue haciendo historia.

Un partido complicado para Rafa, en el arranque. Con un Thiem que estaba muy confiado y seguro de su tenis. Venía de vencer en las semifinales al número uno del mundo, el serbio Novak Djokovik. Y eso le daba un plus.
Los primeros siete games fueron muy intensos. Demadiados. Duraron 48 minutos. Las pelotas estaban al tope de su rendimiento -se las cambia cada 7 games para que mantengan la prestación reglamentaria- amortiguando el impacto del peso de los envíos de ambos tenistas.
Pero en ese momento se produjo el quiebre emocional del primer set, el que le permitió a Rafa encaminarse al 6-3 con el que obtendría la primera manga del partido.
En el segundo la situación fue más difícil. Porque Thiem no quiso dejar pasar por alto la oportunidad de volver al partido. Forzó al español y lo llevó hasta el quiebre en el plazo previo al tie break. Entonces el austríaco ganó por 7-5 pero su esfuerzo fue todo lo que pudo dar en resistencia ante el mejor jugador de la superficie lenta.
Los dos sets restantes estaban claramente favorables al ibérico. Y los aprovechó. En el tercero se hizo de una ventaja rápida de cuatro a cero que derivó en el 6-1 del parcial, y en el cuarto arrancó con una arremetida de tres a cero que también concluyó con 6-1.
Tanto Rafa como Martina Navratilova mantienen el record de haber ganado más veces un mismo torneo, y permanecen en la historia grande del tenis internacional.