“Una ciudad inteligente escucha al vecino, planifica, ejecuta y mejora su vida”

0

¿Qué piensan los líderes políticos sobre las ciudades inteligentes y, por sobre todo, acerca de que Mar del Plata sea una de ellas?

“Mar del Plata tiene un gran impacto en el desarrollo económico y social de la Argentina, porque ciudades como la nuestra, son territorios donde las personas viven y trabajan, donde las empresas desarrollan sus actividades y en el marco de las cuales se prestan numerosos servicios”. El diagnóstico pertenece a la pre candidata a Intendente Vilma Baragiola, quien consultada por EL GUARDIÁN MDP dio su visión sobre la temática “smart city” que este medio viene desarrollando desde una visión editorial propia.

La entrevistada sabe que “como gran ciudad que es, también (Mar del Plata), consume muchos recursos. En la actualidad, las ciudades consumen el 75% de los recursos de la energía mundial y generan el 80% de los gases responsables del efecto invernadero, ocupando tan sólo el 2% del territorio mundial”. Por eso, no duda cuando apunta que “la evolución de nuestra ciudad plantea un desafío muy importante en cuanto al despliegue y a la gestión de las infraestructuras y por lo tanto -este hecho- debe ser tenido muy en cuenta por las políticas públicas que se desarrollen en el ámbito local en los próximos años”.

Debemos resaltar que, dice Baragiola, “una ciudad inteligente es aquella que apuesta por sistemas eficientes aplicados a sus infraestructuras. La innovación tecnológica es la clave para desarrollar proyectos que permitan optimizar la distribución de energía, gestionar los residuos de manera más limpia, reducir el consumo en los hogares, organizar mejor el trasnito vehicular. En definitiva, este tipo de iniciativas se aplican sobre cualquier aspecto que influye en la organización de un núcleo urbano. Algunos ejemplos que puede percibir el vecino sobre proyectos Smart City son las tecnologías que mejoran el flujo vehicular, el alumbrado eficiente mediante energía solar, o la promoción de construcción de viviendas equipadas con sistemas que permiten ahorrar en climatizacion.

Lee también: Mar del Plata, el concepto smart city y como ser una de ellas

EGMDP: – ¿Puede Mar del Plata aspirar a convertirse en una ciudad inteligente?

VB: – Puede y debe serlo. Los recursos económicos que cuenta el municipio son limitados y por el contrario los servicios demandados por los vecinos se incrementan. Si bien distintas gestiones han logrado pequeños pasos en busca de la eficiencia del uso de los recursos públicos y mejora de los servicios, mucho queda por hacer para lograr ser más eficientes en el gasto y maximizar los recursos disponibles y en definitiva brindar mejores soluciones para los vecinos.

El uso de la tecnología es una herramienta muy poderosa para tomar datos que surgen del comportamiento de los vecinos y el análisis de estos es fundamental para lograr eficiencia en brindar soluciones. Hay problemáticas como el transporte que, entendiendo el comportamiento del usuario, se pueden repensar para lograr un mejor servicio. Se puede pensar en la reducción de gasto eléctrico en las luminarias y tener una ciudad más iluminada; cosa que hoy se ha logrado en distintas partes del mundo y con distintas tecnologías.

La ciudad cuenta con un importante centro de monitoreo pero aún nos debemos cuestiones sencillas, herramientas como la automatización y centralización de alarmas en escuelas, centros de salud o instituciones; lo cual significaría una gran reducción de gastos a veces duplicados y una rapida respuesta ante los incidentes.

El tema de la basura es un tema pendiente a resolver, hay múltiples opciones para reducir los gastos, mejorar el servicio, maximizar el reciclaje y hasta generar energía de la misma. Y si de energía hablamos también es una cuestión pendiente en nuestra ciudad, no solo la generación a través de la diversa gama de alternativas existentes, sino ademas en el sostenimiento de programas educativos y de concientización.

No hay que ser innovadores, ya hay múltiples modelos exitosos que se pueden aplicar en nuestra ciudad. Sólo se podrá sostener en el tiempo si los actores más importantes acuerdan un plan a mediano y largo plazo, y si se aplican políticas de transparencia y participación que hoy, gracias a la comunicación, son posibles de realizar casi en tiempo real.

Al margen de la tecnología que hace posible promover una calidad de vida elevada y un desarrollo económico-ambiental durable y sostenible, una ciudad inteligente es la que escucha las demandas del vecino, traza un plan, lo lleva a cabo y mejora su bienestar.

Se puede, en nuestra querida ciudad, generar un espacio que sea capaz de escuchar y de comprender lo que está pasando y que eso permita tomar mejores decisiones y proporcionar la información y los servicios adecuados a sus habitantes. Además, el uso de técnicas analíticas avanzadas en tiempo real es lo que permite crear una especie de conciencia y entendimiento sobre la ciudad, lo que sin duda, mejora los servicios prestados.

EGMDP: – ¿Cuáles identifica como los pasos necesarios que se deberán dar para lograr ese objetivo?

VB: – Fundamental es dar el paso de convocar a los distintos actores políticos de la ciudad y tomar el compromiso de, independientemente de las gestiones de cada uno, trabajar en puntos fundamentales en los cuales el tiempo inevitablemente obligara a que se construya consenso para objetivos a largo plazo:

  • Elaborar indicadores que evalúan no solo el nivel de tecnología e innovación sino también la calidad de movilidad, transporte, planeamiento urbano, economía, gobierno, gestión pública, medio ambiente, cohesión social y capital humano.
  • Transparentar la gestión para integrar a la sociedad en las soluciones, esto es que el vecino sepa claramente cuáles son los recursos disponibles, cuáles son las situaciones a abordar en la gestión de basuras, limpieza, arbolado, pavimentos, alumbrado público etc, y otorgar un mayor protagonismo al ciudadano en la resolución de incidencias. Modelo que se ha aplicado con éxito en Madrid o New York por mencionar algunos casos y Buenos Aires o Santiago con un importante grado de éxito en nuestra región.
  • Elaborar un plan de trabajo y presentarlo de forma que se pueda verificar los avances del mismo cuantitativa y cualitativamente.
  • Medir y evaluar resultados, todo lo que no se puede medir no se puede mejorar.

EGMDP: – Si hubiera que calendarizarlo, ¿a que distancia de tiempo -en que año- piensa que podría alcanzarse ese objetivo?

VB: – Sería muy aventurado hacer futurologia. Sí se puede afirmar que a partir de tomar la decisión e involucrar a los diferentes actores en un gran trabajo conjunto, donde el estado lógicamente es el actor fundamental, porque debe impulsar estas políticas de apertura, desde ese preciso momento estaremos construyendo una ciudad inteligente con proyectos de corto plazo que pueden impactar rápidamente en favorecer al vecino y que lo pueda apreciar, y proyectos a mediano y largo plazo que garanticen el bienestar sostenido en el tiempo.

Ciudades similares a Mar del Plata han tenido grandes cambios en una década de trabajo sostenido en el tiempo, lo cual no hace imposible que se pueda lograr aquí, sobretodo capitalizando esas pasadas experiencias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here