Llega el petróleo offshore: ¡háganle lugar!, please

0

La decisión del Gobierno nacional de adjudicar mediante el programa Costa Afuera I las áreas para la explotación offshore de petróleo cambiará el perfil económico, productivo y hasta social de varias de las ciudades que se encuentren frente a esas zonas. Mar del Plata es una de ellas.

La gran interrogante es ¿cómo reaccionará la comunidad frente a esta nueva realidad? ¿Qué disposición al cambio mostrarán los sectores que actualmente dominan la actividad económica local? ¿Cuál será la respuesta que, académicamente, brinden las cinco universidades en la ciudad para empezar a dar satisfacer la demanda que, por varios años, será sostenida en materia de profesionales especializados en esta industria, la petrolera?

El primer síntoma de resistencia al cambio lo dio la pesca. Fuerte participante de la conformación del producto bruto regional, las empresas vinculadas a la actividad extractiva de nuestro mar fueron las que pusieron el alerta reclamando una articulación entre lo que hay y lo que viene.

Dicho de esa manera, parece lógico. Pero conociendo la manera en que muchas entidades locales actúan, la llamada de advertencia parece el punto inicial de la resistencia.

Es importante destacar que Mar del Plata tiene en la pesca y el turismo dos ejes importantes de la generación de riquezas. Pero no son los únicos, puesto que también aporta sobremanera al producto el cordón frutihortícola, como lo hace la industria alimenticia en el Parque Industrial.

Habrá que intentar contener a todos los sectores ante la llegada de un nuevo jugador, como la actividad petrolera, que dentro de algunos años empezará a ocupar un espacio muy importante en la ciudad, por su presencia frente a nuestras costas y la demanda de recursos y servicios que requerirá. Será importante que le hagan un lugar en la comunidad, porque el futuro de los marplatenses, en buena parte, estará vinculado al éxito que esa nueva industria pueda tener. Ni más ni menos.