GNC en Mar del Plata: ¿abuso o cartelización?

0

El GNC cuesta casi el doble en Mar del Plata respecto de Buenos Aires. Nadie dice nada al respecto. Los usuarios sufren el despojo por el combustible mientras las estaciones de servicio obtienen una fuerte transferencia de fondos a su favor.

Cargar gas natural comprimido en Mar del Plata puede resultar hasta un 61% más caro que hacerlo en Buenos Aires. Sí, así como se lee. Pero, curiosamente, nadie puede dar una explicación convincente de por qué en nuestra ciudad el precio es tanto más caro de lo que se abona en la Capital Federal.

En las estaciones de servicio porteñas, el GNC se vende a $ 15,99. Y se trata de estaciones de servicio de primera línea, por caso Axion. Aunque no es el único precio, dado que en otras “más chicas” y que son independientes se llega a pagar $ 17,99.

Pero en Mar del Plata el precio está mucho más caro: $ 24,99 en la mayoría de las estaciones. En algunas, que son excepciones, se vende a $ 24,49. Apenas cincuenta centavos menos por metro cúbico. De todas maneras, la diferencia es abrumadora: 61% entre la punta más baja y la más alta. Y en ambas puntas la mayor cantidad de bocas de expendio con idéntico precio.

Un caso singular es el de los taxistas en Mar del Plata, que tienen un beneficio adicional, porque en aquellas donde el precio es de $ 24,99 para los usuarios en general, para ellos es de $ 23,99. Esto demuestra que la diferencia de precio la pagan los particulares a favor de los taxis: del $ 24,49 de Axion -que está entre medio- cuando un taxistas se ahorra $ 0,50 en Shell un usuario particular paga $ 0,50 en la misma estación. Ergo, el que pierde siempre es el individuo.

Silencio stampa

Las razones por las que se vende más caro en Mar del Plata que en Buenos Aires no son explicadas por nadie. Los dueños de las estaciones de servicio no lo hacen. Es más, cuando se los consulta ponen caras de desconocer la situación.

¿Alguien escuchó algún actor público decir algo al respecto? En absoluto: desde la Defensoría del Pueblo atienden cuestiones de índole particular como la de los tomadores de crédito hipotecarios, en ocasiones se han expresado por el precio del gas en domicilios, pero de este tema ninguno de los tres defensores habla. Mientras, los usuarios pagan un valor abrumador por el mismo producto.

Tampoco se expresa la diferencia en una cuestión meramente de mercado. Porque según pudo averiguar EL GUARDIAN MDP en Buenos Aires el GNC casi que no es usado por los particulares, sino más bien por los taxistas. En tanto que Mar del Plata es una de las ciudades del país con mayor cantidad de autos conectados y adaptados al gas.

Evidentemente, alguien tendrá que trabajar en este aspecto. ¿Son los usuarios marplatenses víctimas de una cartelización de las estaciones de servicio al respecto de un precio que está por encima del valor del mercado? ¿Existe complicidad del Estado en la falta de control o simplemente ineptitud de parte de quienes tienen que ejercer ese contralor?

Para quienes deseen dar una explicación, las puertas están abiertas.