Entre ciudadanos y usuarios, o el paradigma que todavía hay que cambiar

0

Aterrizar a una realidad diferente siempre moviliza a cambios. Como los que las ciudades deben afrontar si pretenden no quedar en el pasado y empezar a construir el futuro desde ellas mismas.

Con mucha claridad, tanto para quienes están familiarizados con el mundo de las smart city como para quienes no lo están, expuso pasado el mediodía del jueves en uno de los paneles del Smart City Expo Buenos Aires 2019, el director de OS.City, Lucas Jolias.

El tema en cuestión era Ciudades 4.0, un tema amplio para poder expandir conocimiento y transferirlo a todos aquellos que desearan nutrirse del mismo. Y arrancó con una frase que a muchos los hizo pensar y que tiene mucho sentido cuando se analiza en profundidad: “siempre va a haber más conocimiento fuera de la organización que dentro de la misma”.

Pero aportó mucho para el análisis posterior, fundamentalmente cuando se abordó el tema de los algoritmos y puso como ejemplo que las grandes empresas multinacionales, a través de sus propios dueños, le están planteando a los estados nacionales “regulaciones” para evitar que la realidad de dichos algoritmos los pase literalmente por encima.

Smart City Expo Buenos Aires 2019 es organizada por Fira Barcelona, y facilita el contacto entre startup y empresas consolidadas con actores del sector público y privado de la Argentina y de otros países de la región. De hecho los disertantes al Congreso que hoy termina le dieron un brillo importante en cuanto a contenidos.

 

La perspectiva del usuario

Jolías dijo que, de manera habitual, “estamos acostumbrados a que las ciudades se construyen a partir del conocimiento de los especialistas”, pero que rara vez se hace “desde la visión del usuario” y es absolutamente cierto.

Como ejemplo, mencionó el caso Lego, donde la empresa famosa por los rastrillitos plásticos que contrató a los mejores ingenieros del momento en Estados Unidos, para el desarrollo de sus nuevos productos. Y luego de lanzados al mercado una la comunidad de hackers le hizo adecuaciones y aportes que impactaron en el desarrollo final del producto. Eso obligó a los fabricantes a abrir su campo de acción y sumar a los usuarios respetando mucho más su punto de vista.

Algo similar pasa hoy con las ciudades en el mundo, donde los especialistas pueden pensar y repensarlas, pero será en definitiva el ciudadano quien elija si se trata de un lugar para habitar o no.

 

Un mundo de algoritmos

También dejó al público asistente otro concepto para procesar con detenimiento: “la relación entre las personas y las ciudades está intermediada por el software”.

Y el caso es absolutamente comprobable cuando por intermedio de algoritmos, inteligencia artificial y big data, entre otros, una persona puede armar sus vacaciones desde cualquier dispositivo electrónico.

Hoy “la intermediación entre el turista y la ciudad destino, por ejemplo, la da un algoritmo” señaló, para ejemplificar con el caso de las reservas de hospedajes por intermedio de AirB&B, o incluso la geolocalización de los sistemas como Google Maps o Waze; la búsqueda de restaurantes para cenar, salidas de cine para distraerse o hasta un servicio de contratación de transporte están vinculados a algoritmos.

Charlas como la del director de OS.City obligan al oyente a pensar sus paradigmas actuales. Por eso, EL GUARDIAN MDP como media partner del evento se propuso compartir este tipo de contenidos con su audiencia. Porque, definitivamente, como dijera Jorge Luis Borges -con el perdón de que la cita no sea literalmente exacta- “el futuro no es lo que va a pasar, es lo que vamos a hacer que pase”.