Cambio en el Gabinete: sale Iguacel, entra Lopetegui

0

No tenía buen vínculo con las petroleras, pero el costo político de aumentar los servicios en la Capital Federal fue un punto determinante. Estuvo seis meses al frente del área, logró cosas importantes como la exportación energética. Pero no alcanzó.

Un día después de que se conocieran los aumentos de tarifas de electricidad y gas para 2019, Javier Iguacel renunció al a Secretaría de Energía. En su lugar asumirá el ex vicejefe de Gabinete Gustavo Lopetegui.

Iguacel duró seis meses y una semana al frente de la cartera energética. Había asumido como ministro en reemplazo del echado Juan José Aranguren. Luego, su área se transformó en una Secretaría del ministerio de Hacienda, Nicolás Dujovne, con quien nunca congenió.

Iguacel había asumido en diciembre de 2015 al frente de la Dirección Nacional de Vialidad. Allí tuvo un rol relevante en 2017, año en que la obra pública vial fue récord y comenzó a estructurarse la primera licitación de autopistas PPP, que se adjudicaron este año.

Iguacel asumió como ministro de Energía el 21 de junio. Reemplazaba a Aranguren. Desde el vamos, su vínculo con las empresas petroleras fue difícil. Avanzó con bajas en los precios de los contratos de gas de boca de pozo y liberó la exportación del fluido a Chile, por ejemplo. Pero, a la vez, presionó a YPF y el resto de las empresas a no trasladar el grueso de la devaluación al precio de los combustibles.

El momento más duro de la gestión de Iguacel llegó, sin embargo, a comienzos de octubre. El secretario de Energía firmó entonces una resolución que disponía que los usuarios de gas de red debían afrontar en sus facturas un cargo extra para compensar a las empresas productoras por la devaluación del tipo de cambio. La medida generó tal rechazo, incluso en el seno del Gobierno, que la administración de Mauricio Macri debió dar marcha atrás e idear un esquema para que sea el propio Estado, en vez de los consumidores, el que afronte esos pagos.

Nunca quedó claro cómo actuó Iguacel en ese entonces. Como secretario, debía reportar al ministro Dujovne, que en ese entonces estaba en el exterior. Macri, de todos modos, defendió la medida.

Iguacel debió también anunciar los aumentos de electricidad y gas del segundo semestre de 2018, en medio de la traumática corrida cambiaria y su efecto en la inflación y la caída de la actividad. E ideó el esquema por el cual la electricidad subirá 55% en 2019 en el área metropolitana y el gas de red aumentará 35% en abril en todo el país.

A menos de 24 horas de conocidos los últimos aumentos, el funcionario encargado de dirigir esos equipos técnicos dejó su cargo.