Una final desnaturalizada

0

Perjudica a quienes pagaron su ticket y afecta la cuestión de ventaja de localía. Esos son los principales argumentos de River Plate ante la CONMEBOL por la mudanza a Madrid de la final de la Copa Libertadores de América.

Una decisión rara, como toda la competencia en sí. Donde hubo jugadores mal incluidos. Puntos que fueron protestados, y una definición inconclusa en los tiempos y las formas que debiera tener una instancia decisiva del torneo continental más importante para el futbol sudamericano.
Así fue la edición actual de la Copa Libertadores de América, que aun no tiene campeón, y que se jugará fuera de los límites de América, paradójicamente, en España. Así pretende, por lo menos, la CONMEBOL, ante la queja de los dos finalistas argentinos River Plate y Boca Juniors, ambos afectados sus intereses de distintas formas.
Ahora el que expresó su descontento fue River, que entre los principales argumentos para oponerse a la decisión dijo que los simpatizantes que tienen sus tickets se encuentran en una dificultad importante por la distancia y los costos (se estiman 60.000 pesos para poder ir con aéreos y hotelería) y aduce que queda en desventaja, no teniendo la localía en su estadio como sí la tuvo Boca Juniors en el partido de ida, donde empataron 2 a 2.
“Perjudica a quienes adquirieron su ticket y afecta la igualdad de condiciones a partir de la pérdida de la condición de local” bramó el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, quien también dijo que el club nada tuvo que ver con la cuestión de seguridad fallida, dado que el Estado se responsabilizó de esa situación.
Será momento de ver que entiende la CONMEBOL, que por ahora se mantiene firme en su decisión de no volver a mover la sede del encuentro programado para el 9 de diciembre.